POEMA HOMBRE XIX

1097253_382087618579915_1323684242_o

  A veces, la voz  da cobijo a  los oídos en un grito liberador. Se hace oscura. Quebrada, se cifra. Cifrado, el dolor no obstaculiza el tránsito de la escucha a los intestinos. Se nombra, y, en el esfuerzo,  se produce el estruendo con el tufo…

     Saber ser. Ser. Sencillo. ¿Sencillo?

    Dando palos a ciegas se dejan señales; huecos informes por donde asoma la mirada. ¿Cómo podría… no darlos? No puede la mirada dejar de  producirse, como no puede la sangre dejar de fluir. Cabría preguntarse, en estos tiempos de inmediatez, cómo vivía realmente Tiresias…qué agonía vivió Casandra.

    Se descuelga una lágrima cuando se echa el cuajo a la palabra. Seca se  convierte en  cristal afilado.

https://www.facebook.com/pages/Gabriel-Creart/338461852942492?sk=photos_stream

https://www.createspace.com/5551618

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s