POEMA HOMBRE/XVII

SAM_1056

 

 

 

 

 

 

 

se entierra el tuétano sobre sí mismo

ella se postra de dolor sobre un incómodo asiento

ella la que permanece renaciéndose pierde la compasión

las calles la celebran la pasean sobre su propio entierro

o la defenestran

qué produce el dolor

dolor no es un hijo todos los hijos pero acaso

¿no somos hijos de nuestros hijos?

somos dice uno y en sí mismo  miente y

no hay compasión  en la voracidad de la que se alimenta

ella la que se postra habita dice de sublime belleza

tras la mirada sin sonrisa

A Ch. M.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s