DE LOS SUSURROS DEL TIEMPO… (III)

El silencio que se guarda, como las grandes fortunas, emigra.

El silencio que guardan, como la alarma social, condena.

Un trabalenguas nervioso no es la contraseña

para que la policía detenga y sea justa la justicia.

¿Qué custodia el mutismo?

                                              ¿La existencia?

Más allá va el hedor  incuestionable en este diluvio de pecina

… … … … … largamente callado.

Ahora                              chispea.

                                              No valen perfumes receta.

                                              No vale maquillar la verborrea.

Truena la tormenta.

 Habrá de  preparar Noé la nave con tablas nuevas.

                                  Noé…

¿Llevarás el fango adherido a las piernas de tu libertad?

¿Qué dirá tu mujer?

                             ¿Lo sabrá?

¿Quiénes serán tus hijos?

¿Y sus esposas?

                            ¿Lo sabrán?

¿Quiénes serán las bestias?

                            ¿Serás hombre o secreto intangible?

¿Y  Yavé?

                        Habrá de ser Él.

 Él,

     que camina

Él,

     que sueña

Él,

     que sobrevive

Él,

    que a duras penas llega

Él,

    que es grande y puebla esta tierra.

Él,

   que pide

Él,

   que…

           habrá de ser Él…

           … … …

Anuncios

4 comentarios en “DE LOS SUSURROS DEL TIEMPO… (III)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s