DE LOS SUSURROS DEL TIEMPO… (II)

…gota a gota…

…el silencio alimenta el grito,

                                                 hinca sus raíces en el cieno

de este Jordán estancado

                                                 antaño claras aguas de bautizo.

Se  rompen los sueños de los abuelos

                                                  en mil pesadillas de hijos en paro

aprenden los nietos que una vez  un pasado

                                                                               no reclamaba este futuro.

No retumba el  mea culpa en los pechos de las mujeres.

                                                                       ¡Ya no!

Se lanza contra las mantillas de la ley.

Se busca en el paraíso la legalidad perdida

                                               la desigualdad se incentiva.

El tesoro yace apilado bajo la nieve como las palabras de un libro.

La desconfianza camina por las calles del  hombre

                                             grita su falta de fe en las convenciones.

En la ciudad un vía crisis canta el hartazgo

                                                                         y un viernes de dolor

bajo una lluvia silenciosa,  en procesión

                                                           “La crucifixión del arte”

… … … …

http://www.ultimocero.com/articulo/procesi%C3%B3n-espont%C3%A1nea-porta-hombros-el-paso-%E2%80%98la-crucifixi%C3%B3n-del-arte%E2%80%99-por-el-centro

http://www.ultimocero.com/articulo/v%C3%ADa-crisis-po%C3%A9tico

Anuncios

2 comentarios en “DE LOS SUSURROS DEL TIEMPO… (II)

  1. La conciencia es lo que nos distingue del resto de animales. Pero nuestra conciencia está cada vez más amodorrada, más letárgica. Pronto entrará en coma. El arte, la poesía puede ayudarnos a despertarla de ese sueño que sólo beneficia a unos pocos. Gracias por ello.
    Un abrazo.

    Me gusta

    1. De nuevo gracias Jorge, fiel seguidor. Siempre habrá un poeta que grite cuando le rodee la tristeza, siempre habrá un poeta que convierta la estridencia del grito en belleza, siempre habrá un poema testigo que permanezca… pero ¡yo! soy un osado si pienso en esa corona sobre mi cabeza…
      Un muy fuerte abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s