CALOR DE AGOSTO…

Un viento africano arropa la ciudad,

se diluye en su burbuja gris,

sumiéndola en una siesta canicular,

inquieta.

La arena del desierto suspendida,

como la voz del cantor.

Espera un viento fresco, un aguacero

que estrelle su fertilidad incandescente.

El tempo lento.

Un deseo de charco a cada paso.

El tiempo como detenido.

El termómetro golpea

su baile de cifras

desconocido a los ojos

del murmullo urbano;

tan solo la sirena rompe el letargo.

Sobre el asfalto caminan los insomnes,

arrastrándose al ocaso, buscan…

la fiesta de los que no se han ido…

como un espejismo… brilla…

ondulando la madrugada.

Al alba pesa la galbana.

No refrescan los pájaros su trino…

Anuncios

4 comentarios en “CALOR DE AGOSTO…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s