CORIFEO


Ha triunfado mi niña
Salió discreta de la sombra
activa, acabaron los charcos,
las sinuosas sendas de la madrugada.
Mejor el relente encerrado en las piedras.
Vuelves una vez más, desnuda
de mirada enamorada.
Y, sólo por eso, te quiero.
¡Cele el hombre!
Mi amigo bueno.
Conocerá tu voz la tierra serena
del calor del verano,
sudor para el invierno.
Inventarás dónde está el mar,
dónde la acrópolis.
No hay pena de envidia niña
Y, sólo por eso, te quiero.
¡Cele el hombre!
Mi amigo bueno.
Expresarás por ellas,
guiarás con suave vara
el lamento de las griegas,
de todas ellas un Polinices deshecho.
No habrá un Creonte mi niña,
que yo te quiero…
¡Cele el hombre!
Mi amigo bueno.

                                                                                       A Vero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s