SEDENTES

Busco la complicidad del silencio incestuoso junto a la ribera.
Un viento la pasea nuevo.
Viejos gastados se regodean, brillan con las últimas luces de la tarde.
Lento llega el gemido de las mujeres sedentes;
reclaman consuelo tras la guerra.
Se acercan.
Se fueron.
Quedaron solas.
Las manos quietas.
Huesudas y ancladas
tras el descuido del soldado,
arrancan dolores de las guerreras…
La loca buena llega con los bajos cogidos.
Sonríe.
Se va el cacareo.
Se quedan los niños…
Mejor que os regalen perlas.
El tintineo sobre el mástil desnudo,
huele a marcha, llegan los militares.
El escuchador de miserias
se burla de las arterias, se niega.
Sones que piden reyerta.
Sobre el remanso picotean aves,
gusanos de barro a la espera.
Bajo la cabeza un almohadón blanco.
Que descanse en paz la conciencia…

Anuncios

Un comentario en “SEDENTES

  1. bululú

    Qué bueno tu poema, como siempre… hablas de perlas, de enormes collares de seis vueltas… la diatriba llega a comérsenos el tarro ¿no? Jajajaja… no me había enterado del cambio de blogger a este otro sitio. Besaco!
    PD:¿Viste la lista que te mandé?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s