>GRACIELA

>
La letras se presentaron difusas
a través del vidrio ennegrecido del elixir.
Una lágrima arrastró el polvo
mezclando pena y rabia.
Sibarita de sí mismo el duende,
escondido en una maleta
de él… de ella… de…
Las últimas gotas dispersas
en el paladar del aire
que grita al hombre despojándolo
de su abrigo de dignidad…
“Cornín” entristecido;
ya no hay elixir que derramar
sobre la voz ahogada
borracho de insomnio a la espera…

Anuncios

Un comentario en “>GRACIELA

  1. >Bueno, bueno…el simple hecho de que le dediques un poema a Graciela, ya merece una ovación; que se lo dediques al elixir, otra más sonora, ahora bien, que mezcles a las dos, a la botella y a Graciela, en un mismo envase, las agites, y elabores un poema tan grato al paladar, bueno… ejem… eso sólo lo puede hacer un camarero del Berlín, más que un poeta. :b

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s