>PALO

>
Nada,
nada podía salvo reír la torpeza
de sus experimentadas manos.
La mirada compasiva del joven
obligaba a ello.
Ingenua picardía deseada;
intenciones acatadas
en vetusta mirada abatida.
Rozó el padre su piel curtida,
continuó al palo, su colocar furioso.
Golpeó el mozo la escasa chicha
frágilmente entre sus dedos adherida,
¡leñe! al leño, su colocar aprendiz eterno.

Anuncios

Un comentario en “>PALO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s