>CALLE

>

Ya nadie la pasea bajo la lluvia.
Atrapó el polvo la masilla que cubre las dentelladas:
quisieron arrancar un nombre…
¿por qué me detengo?
Mojado, casi quieto…
gesto cruento el mar entrando denso,
borró todo como un soplo en la pantalla.
Me reí del hombre,
arrancando identidades cuando el mundo,
se remueve disolviéndolas.
Me gustó verla.
Mutismo de agua
sobre el asfalto plano del preparto.
Sentí la pérdida.
Todo el dolor anónimo en un llanto.
Aliento del tocayo ante el elixir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s