>QUIZÁS II.

>
Quizás… pudiera parecer caro desahogo
llegado en mal momento, ofuscado
en el silencio monacal.
Quizás la ausencia de distancia
marcara otras ausencias escasas,
tan necesarias en lo estrecho cotidiano.
¿No sabría hablar si no era albanza
en la desazón de la sinrazón
del devenir diario, o, al contrario,
habría sido locuaz en el apego animal
experimentado en su atesorada juventud?
Quizás permaneciera sin saberlo,
anclado en la periferia del sueño,
en la penumbra de un tiempo venidero.
Tal vez buscara su cara oculta
detrás de unos ojos tiernos, sinceros,
y cayera derramándose en lo oscuro del vacío.
Quizás… nada sea cierto.

Anuncios

Un comentario en “>QUIZÁS II.

  1. >Qué buenos, Álex, he leído los cuatro que tenía aún in-leídos -buff… qué retraso tengo en todo, jajaja- y me han encantado. Muy interesante la serie que arranca de "quizases", curiosa además por ese acompañamiento de nombres de calles. Te envidio escribiendo poesía, no me duelen prendas decírtelo, cuando reconozco algo que es superior y me sobrepasa -y eso ocurre con la mayoría de las cosas que se refieren al arte y que yo me empeño en compartir, jajaja-, lo digo hasta con orgullo, olé, qué bien bordas la poesía. Bueno, tampoco se te da mal lo de dirigir torpe -dos- como yo, jajajajaja.Un besaco.Enhorabuena por tu publicación en la revista de la Unión, es abundante ¿no? Qué guay.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s