>Apareció sorprendida la risa extraviada.
¿Por qué caminos ha vagado?
Se perdió en el silencio de la mirada ajena,
Caminando por Elm street…
Ocho de la mañana,
Ruido de sirenas,
Rastro de su silencio perdido en el polvo arena…
Llovizna,
Rocio de la mirada…
Ojos secos de lágrimas pasadas…
Pasadas de lágrimas las manos se acristalan,
Una vez más,
Frías en los bolsillos.
Rumbo no cierto.
Extraña la ciudad en campos verdes de mayo…
¿Por dónde ajeno al tiempo
Deambular sin más te atreves?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s