>La temperatura de la madrugada dibuja firmamentos alcanzados
Que un día soñamos con nuestras manos sabias…

Desterrada de tu mirada ansías encontrarla…
Reinstalarla, no se puede borrar sin más.
Vaciarte por dentro.
Dices.
¡Esa sonrisa!
Déjala llegar despacio,
Que encuentre su mejor acomodo.
Maltrecha mirada.
Digo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s