>El beneplácito de la ausencia no nos libera
De las miradas guardadas,
De las manos frías en los bolsillos…
Al Berto quisiera en su afán de persecución
Tras el rastro de un desconocido…
Bajas por San Bernardo para subir La Luna…
Hasta llegar a la plaza y te quedas en La Estrtella.
Sales luego por El Desengaño y,
Al fondo… te flagelan a voluntad…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s