>Rumor exacto de tus palabras en el ajetreo matutino…
¿Qué más podemos pedir en la vorágine de los inquietos tambores?
¿Dónde está el tiempo detenido del silencio?
… … … …
Habita bajo la sonrisa.
Silencioso, agazapado y alerta…
Corren rápido las manecillas.
En el nido, ¿Qué hora podría ser?
En la calle del Buen Suceso el zangolotino bebe ansioso.
Ausente del tiempo la vida por tropezar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s